03/06/2024

3J en Tandil

Masiva marcha contra la violencia de género en un nuevo aniversario de Ni Una Menos

A nueve años de la primera marcha, las mujeres y disidencias sexuales volvieron a pedir contra los femicidios y por sus derechos.

La marcha por Ni Una Menos volvió a recorrer las calles de Tandil en reclamo contra la violencia machista. Mujeres y disidencias de distintas agrupaciones políticas, estudiantiles, sindicales y sociales protagonizaron la masiva concentración en La Glorieta de la Plaza Independencia.Luego se dio lectura a los principales reclamos, que desde 2015 donde se realizó el primer "Ni Una Menos", siguen sin cumplirse.Hubo otros reclamos expresados en distintas consignas o carteles, como los pedidos para reducir o eliminar las brechas entre varones, mujeres y disidencias y la desigualdad que lleva a niveles de pobreza.Pasadas las 18, la columna de manifestantes comenzó su recorrido por la calle Pinto hasta 9 de Julio, Mitre y Rodríguez hasta llegar, nuevamente, a la plaza céntrica.

EL DOCUMENTO

El movimiento feminista en Tandil vuelve a convocarse para decir que frente a la violencia patriarcal seguimos organizades, en las calles organizando la bronca y la resistencia.

Nuestro país registró 127 víctimas de violencia de género en los primeros cinco meses de 2024, según el observatorio de feminicidios de La Casa del Encuentro.

Desde el 1 de enero al 31 de mayo de 2024, hubo 114 feminicidios, tres lesbicidios, un trans/travesticidio y nueve feminicidios vinculados..

NOS DUELE BARRACAS, es indignante ver cómo se invisibiliza un hecho de violencia extrema en donde se prenden fuego a 4 lesbianas en un claro crimen de odio, en el cual 3 fallecieron. Decimos fue lesbicidio!

Nuestro marea, como el dijimos el 8 de marzo, se encuentra en mar de fondo, recogiendo preguntas que entre rondas nos hacemos:

¿Cómo podemos seguir haciendo el ejercicio de pensar los diferentes tipos de violencias en un contexto en donde la misma figura presidencial incita a la violencia confrontativa, y casualmente, enfatiza contra el movimiento feminista y de la disidencia sexual en términos de enemistad? ¿A quiénes les seguimos hablando de violencia mediática, de violencia política? ¿En qué condiciones queda cada mesa en cada hogar, en cada espacio de participación comunitaria, clubes, partidos políticos, espacios de trabajo para seguir dando las discusiones sobre las desigualdades de género que los atraviesan?

¿Cómo podemos como sociedad bregar porque no haya violencia de género cuando desde la mayor representación en nuestro país Milei genera escenarios de incertidumbre económica y de posibles conflictos geopolíticos? ¿cómo podemos seguir discutiendo formas de resolver los conflictos entre personas, exigiendo al Estado nuevas herramientas para que no caigamos siempre en una denuncia en una comisaría como única solución mientras desde el gobierno se asumen posicionamientos de apoyo a Israel en la masacre del pueblo Palestino?

¿Será quizás reconociéndonos nuevamente como manada? ¿será colgándose nuevamente los pañuelos para sabernos con la fortaleza de esa marea que supo y sabrá dar la batalla a quienes quieren hacernos retroceder?

¿Cómo transitamos las calles, dónde ponemos el miedo, cómo respondemos a la política de la crueldad? Quizás recogiendo la fortaleza de Norita Cortiñas, que nos enseñó a no tener miedo, a no dejar impune ninguna injusticia, hoy nos miramos entre quienes estamos en esta plaza, y nos reafirmamos marea, con la potencia que viene desde el fondo.

En este contexto en donde pretenden romper todo tejido social, sigamos tejiendo redes, construyendo un espacio barrial, apostando a las bibliotecas populares, a los espacios culturales, militando políticamente, interpelando e incomodando como lo hemos hecho siempre, porque no podemos estar en calma frente a tanto atropello, demos todas las batallas, la cultural también. Revolución en las casas, en las plazas y en las camas decíamos hace tiempo, hoy quizás debamos seguir buscando pistas viejas e inventando pistas nuevas.

Los feminismos que supimos sembrar y enraizar derechos, bajo la consigna NI UNA MENOS hace 9 años visibilizamos masiva y organizadamente en las calles la violencia machista, y no hemos dado nuestros debates:

A esa consigna le sumamos la E para visibilizar a las disidencias que también vivimos la violencia patriarcal.

Sumamos el "libres nos queremos" para decir que no somos víctimas sino que queremos proyectos de vida autónomas, poder decidir y desear libremente.

Sumamos posteriormente el lema "desendeudades" porque además de pagar la deuda que otros fugaron, la única manera de acceder a la mayoria de lo necesario para vivir es endeudando nuestros hogares y este capitalismo financiero lo sabe. Esas son las bases de este neoliberalismo que no nos quiere libres y hermanadxs sino individuales y esclavas.

Hoy, discutimos que sea la derecha misógina y antifeminista la que reivindique la palabra libertad, palabra que nos ha costado años de lucha para quienes hace un siglo no podíamos votar, participar políticamente, divorciarnos, estudiar en la universidad, entre tantas desigualdades a las que le hemos sabido dar batalla.

HOY nuestros feminismos, aún en las diferencias, nos plantamos frente a la violencia política del gobierno nacional y su política de la crueldad y decimos:

- Basta de discursos persecutorios hacia les trabajadores de la educación que garantizan la ESI y hacia les profesionales de la salud que garantizan la IVE.

- El aborto es ley y lo seguirá siendo.. Ni un paso atrás a los derechos ganados en términos de salud pública. Reafirmamos Educacion Sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir.

- Basta de abordajes en las instituciones sin perspectiva de género! Seguiremos acompañándonos frente a cada situación de violencia, en especial frente a la violencia institucional que persiste por la falta de perspectiva de género de las instituciones, donde muchas veces se nos infantiliza, se juzgan nuestras maternidades, se nos subestima. Decimos "no somos mamis", no somos ni buenas ni malas víctimas, somos mujeres y disidencias que atravesamos situaciones de violencia por motivo de género. Como movimiento local nos hemos cansado de denunciar situaciones de maltrato en dependencias locales, de decir que la Casa de Abrigo Martha Pelloni debe reformularse para que sea una real herramienta frente a la emergencia. Necesitamos responsabilidad institucional para revertir estos señalamientos históricos, frente a la violencia no podemos recibir violencia institucional!

- Basta de políticas de ajuste y desguace del Estado, que solo incrementan la desigualdad y el hambre. Necesitamos de forma urgente que los alimentos lleguen, y en buen estado, a cada comedor. ¡Arriba las trabajadoras sociocomunitarias que trabajan en cada barrio! ¡Exigimos ENTREGUEN LOS ALIMENTOS! Decimos que los comedores existen y el hambre no puede esperar.

- Denunciamos el congelamiento del Potenciar Trabajo hoy en 78 mil pesos.

Las trabajadoras de la economía popular son esenciales y lejos de ser reconocidas son despreciadas por el Gobierno Nacional que siembra en el sentido común el odio y discriminación a la tarea socio comunitaria que desarrollan en cada territorio cuando acompañan a las infancias, a las personas con consumos problemáticos, frente a situaciones de violencia y que están donde el Estado no llega conteniendo a la barriada. CON HAMBRE Y CON VIOLENCIA NO HAY NI UNA MENOS!

- Denunciamos el desfinanciamiento del Fondo de Integración Socio Urbana que impacta de manera violenta también en Tandil como lo vemos en la paralización de las obras de urbanización en Movediza 2 y que dejó sin trabajo a muchas familias de las cooperativas que las llevaban a cabo. La urbanización de los barrios es urgente!

- Denunciamos la desjerarquización del Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad y el estado de parálisis y desmantelamiento de las políticas públicas nacionales que abordaban la violencia de género. Entre ellas, el Programa Acompañar, que daba solidez de ingresos económicos durante seis meses para la salida de una situación de violencia. Veníamos exigiendo que lo extiendan a 12 meses, hoy pedimos que se restablezca esta política clave y decimos: sin autonomía económica no podemos afrontar un nuevo proyecto de vida.

- Decimos NO a la Ley de Bases, que es regresiva en materia laboral, previsional y de desarrollo económico y social. También propone privatizaciones de empresas públicas y privilegia la explotación de recursos naturales, a favor de privados, sin exigir encadenamientos de valor a nivel local ni la garantía de autoabastecimiento energético. No solo avanza sobre derechos laborales y previsionales, sino que puede convertir a la economía argentina en una guarida fiscal con pérdida de la soberanía jurídica y condenarla a la desindustrialización y subdesarrollo.

- Decimos NO a la derogación de la moratoria previsional, que dejará al 90% de las mujeres sin poder jubilarse. NI UNA JUBILADA MENOS. Jubilaciones dignas para todes.

- Con hambre, odio y racismo colonial no hay ni una menos. Reivindicamos la lucha de los pueblos indígenas, denunciamos la histórica persecución, violación de derechos, y el uso de la fuerza pública en favor de la privatización los territorios que habitan.

- Hoy más que nunca, nos alertamos por la creciente habilitación de discursos negacionistas de la colonización. Libertad y desprocesamiento a las y los presos por luchar! Denunciamos el chinaje como práctica violatoria. Basta de racismo colonial!

A lo largo y ancho de nuestro país los feminismos decimos: NO ES LIBERTAD ES VIOLENCIA PATRIARCAL!

SEGUIREMOS EN LAS CALLES, EN ALERTA PARA DEFENDER CADA DERECHO, PORQUE NOS MERECEMOS UN FUTURO DIGNO PARA TODES DECIMOS: EL FUTURO SERÁ FEMINISTA!

.

COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UN COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Locales

Locales

Locales

Locales

Emotivo y multitudinario acto por el "Día de la Bandera"

20 de junio de 2024 15:06:00

Subscribite para recibir todas nuestras novedades

  © 2024 | Plan de Noticias Tandil |