09/08/2022

Espectáculos

La UNICEN y la comunidad: Gisela y Gustavo, con G de tango

Como un espejo de todas las cosas, los adoquines de la calle del viejo Club Ramón Santamarina devuelven dos cuerpos abrazados que susurran Pa que bailen los muchachos de Cadícamo y Troilo con el fraseo inconfundible del Polaco Goyeneche. Son Gustavo Ibarra y Gisela Arenaza pregonando la cultura arrabalera en pleno centro porque la vida es una milonga.

Cuando los naranjos, como la vida, empiecen a estar en flor, ambos ayudarán a renovar las pistas locales y regionales, porque este género- como ya lo escribió el decano del periodismo lugareño Néstor Dipaola- también se luce lejos del puerto.

La Secretaria de Extensión de la UNICEN tiene abierta la inscripción en su sede de Yrigoyen 662 para quienes quieran ser parte del curso de baile de tango y sus docentes se presentan en sociedad.

Gisela de 36 años, nacida en Ayacucho, pero exhibiendo un carnet de tandilidad desde hace 15 años, dice que con las clases intentará que sus alumnos “tengan las herramientas necesarias para dar los primeros pasos en esta danza”. Por su parte, Gustavo, de 42 años, nacido y criado bajo en este valle, responde que los principiantes dejarán de serlo en poco tiempo porque como él aprenderán rápidamente a dominar los desafíos que provoca esta maravillosa música.

¿Qué los unió al tango?

Gisela: En mi caso fueron las ganas de viajar. Luego en el camino nos conocimos con Gustavo y formamos una familia tanguera.

Gustavo: Empecé a bailar después de un viaje a Brasil, donde me preguntaban si bailaba Tango. Yo tenía que contestar que no sabía bailar y me tocó el orgullo. Cuando volví me decidí a aprender.

¿Cuándo empezaron a bailar?

Gisela: En Mayo del 2010.

Gustavo: En Abril del 2014

¿Cómo se desarrollarán sus clases?

Gisela: Las clases se van a desarrollar a través de un encuentro semanal, los lunes de 20 a 22 en el Centro Cultural Universitario. Allí los alumnos van a aprender y practicar los aspectos más básicos pero esenciales en el tango. Está orientado a principiantes.

¿Qué buscan lograr tras un cuatrimestre de trabajo en la pista?

Gisela: Quisiera lograr que, a través de la comodidad, las parejas bailen sintiéndose uno con el otro y con la música.

Gustavo: me gustaría que los alumnos puedan bailar al compás de la música y que continúen su aprendizaje en el tango. Siempre hay cosas por aprender. También quisiera que se animen a ir a las milongas.

¿Cuáles son sus sueños con el tango?

Gisela: Nos encanta poder seguir evolucionando nuestro baile, siempre buscamos poder mejorar para sentirnos más cómodos bailando. El tango es una danza que involucra muchos aspectos sensoriales, no solo en los movimientos, sino también con la música, por eso en muchas oportunidades escuchamos que dicen que es terapéutico. Teniendo en cuenta esto, sueño con que algún día se enseñe tango en la escuela ya que además es parte de nuestra cultura y tiene mucha riqueza musical, conciencia corporal y humanidad.

Gustavo: desde que empecé en el tango, tuve la suerte de poder incorporarme en el equipo de Mate Milonguero, donde la principal función era que aquellos principiantes pudieran dar sus primeros pasos y sentirse cómodos en las milongas. Espero poder transmitir parte de estos conceptos y de la pasión que siento por el dos por cuatro.

Hoy en día tengo la suerte de organizar mi propia milonga en Tandil, junto a Lucia Verge, que se llama: "La Vinilo", parte de los sueños que llevo cumpliendo en el tango.

Gisela: aquellos que comiencen a transitar sus primeros pasos van a entender que el Tango es un camino de ida...

COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UN COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Policiales

Policiales

Policiales

Murió trabajador tandilense en un campo de Tedín Uriburu

23 de julio de 2024 21:07:00

Subscribite para recibir todas nuestras novedades

  © 2024 | Plan de Noticias Tandil |